Avisar de contenido inadecuado

Cómo cocer con tu propia Olla Superrápida y evitar peligros

{
}

Las ollas rápidas actualmente han dejado para siempre de ser unos cacharros difíciles con diminutos dispositivos de los cuales dependía su seguridad de utilización. Además de la ventaja de ser plenamente estables, advertiremos en este artículo que realmente son muy sencillas de usar.
Vayamos paso a paso.

1. Llenar la olla express
Primeramente has de rellenar tu cazuela con los productos que quieres guisar así como la cantidad de agua la cual se utiliza para estofarlos. No te olvides del agua ya que verdaderamente vendrá a ser tu primer procedimiento de seguridad de uso. Sin agua de cocer, las comidas acabarán achicharradas en varios minutos.
Mirando dentro de tu olla a presión percibirás que existen unas inscripciones para el llenado. Por un lado hay una marca mínima emplazada entre un tercio y un medio de su altura total y otra cota de máxima altura, situada en los 2 tercios de su altura. La cota que podrían llegar el conjunto de agua y alimentos puede localizarse justo entre las 2 marcas.

2. Cerrar una olla express
Asegúrate de que la tapadera de tu olla a presión tenga la goma de cierre en óptimo estado de funcionamiento y además situada correctamente. Ajusta los rebordes de la olla super rápida con los salientes de la tapa y en el momento en que estés seguro de que se han conectado, gira la tapa hasta ubicar su mango alineado con el asidero de tu olla superrápida. Para los casos de ollas que cuentan con asideros el procedimiento es el mismo.
Cuando ya hagas esto una vez completamente, podrás verificar que resulta ser considerablemente simple.
Después dispón la presión idóneo para los comestibles. El 1er nivel es adecuado si cueces las verduras, cereal, macarrones y pescado por otro lado el segundo nivel es idóneo cuando hierves carnes, garbanzos y los alimentos más duros en general.

 TAGS:undefined

3. Encender el fuego para la olla express
Cuando tu olla rápida está
oportunamente cerrada podrás observar que ahora es imposible abrirla excepto usando la manivela para desbloquear. Ha llegado el momento en que has de encender el fuego. Ponla al máximo hasta que se desplace hacia arriba la válvula de presión y posteriormente empiece a expulsar muy poco a poco vapor de agua. Como verás, esto demuestra que la olla a presión ha logrado la presión ideal y, como consecuencia, la temperatura ideal. Este es el momento en que empieza el recuento de el tiempo para cocer.
Si se ha levantado el mecanismo verifica que es inviable desajustar tu olla super-rápida, ni tan siquiera recurriendo a la manivela de desbloqueo.

4. Dejar enfriando la olla express
Cuando se ha completado el intervalo de hervir ha llegado el momento de dejar enfriar tu olla super rápida. No debes de ninguna forma ponerla utilizando el grifo. Déjala enfriar quitada de la vitrocerámica hasta que caiga hacia abajo el mecanismo de presión. En caso de que prefieres abreviar el procedimiento, tienes la oportunidad de hacer uso de el nivel de despresurización repentina, localizada entre los grados de presión de tu olla rápida.
Controla el vaho que se libera, porque debe abrasar.

5. Apertura de tu olla express
Cuando ha descendido el mecanismo de presión podrías abrir tu olla a presión sin problemas. Cuando la válvula ha bajado muestra que ya no existe nada de presión dentro de la olla.
Verifica de qué manera han acabado tus alimentos cocinados y... ¡a comer!

{
}
{
}

Deja tu comentario Cómo cocer con tu propia Olla Superrápida y evitar peligros

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre